¡Ayuda! mi bebé llora en el portabebés

Porteando con seguridad
6 de febrero de 2019
9 consejos para gestionar la frustración en la maternidad
30 de noviembre de 2020

¿Tu bebé se incomoda al ser porteado? ¿Te sientes frustrada porque por más que lo intentas tu bebé llora mientras lo colocas en tu fular? ¿Crees que estás haciendo algo mal?

Una de las preocupaciones más frecuentes de las familias que he atendido o que me han consultado a través de las redes sociales, es que el bebé se incomoda al ser porteado, bien sea porque están usando un portabebés por primera vez o porque han cambiado a un nuevo sistema de porteo que les permite ir más cómodos y se ajusta al desarrollo psicomotor en el que se encuentra el bebé.

Es más común que esto pase en los bebés más pequeños porque es algo nuevo para ellos y es necesario pasar un tiempo probándolo hasta que identifiquen al portabebés como algo seguro y confiable. Lo bueno es que no te pasa solo a ti y que aquí te puedo ofrecer algunas formas de mejorar este inconveniente.

¿Qué hacer?

Conectar con tu bebé, para conocer qué es lo que realmente le está desagradando de la nueva experiencia que están teniendo con este portabebés. De forma limitada, los bebés pueden comunicarse con sus cuidadores a través del llanto y de otras expresiones como quejidos, movimientos en sus manitos, sonrisas, entre otros.

Poder entender cada señal del bebé es importante para establecer una relación con sus cuidadores, y este es precisamente uno de los beneficios que brinda el contacto y la cercanía constante. Generalmente los padres que portean son más conscientes y responden de manera oportuna a las necesidades que tiene el bebé, que aquellos que mantienen a su bebé alejado de ellos.

Por lo que es importante saber que si tu bebé está llorando es porque está tratando de comunicarse contigo, y para esto funciona muy bien ser empáticos para lograr identificar lo que realmente le está molestando a tu bebé.

Las siguientes preguntas te pueden ayudar a identificar la razón del llanto de tu bebé:

¿Qué necesita tu bebé? ¿Tiene Sed? ¿Tiene hambre? Ha comido hace poco ¿está demasiado lleno como para soportar la presión en su barriguita? ¿Tiene pañal limpio? ¿Está cansado? ¿Estará saliendo algún diente? ¿estará pasando por algún pico o brote de crecimiento? O bien, puedes preguntarte a ti misma, ¿Te encuentras ansiosa o irritable? ¿cansada? ¿te sientes agobiada porque no está funcionando cómo esperabas?

Aunque no lo sepas el bebé puede percibir tus emociones desde que estaba en tu vientre. Quizás los bebés no sean capaces de entender nuestras palabras pero son expertos en identificar cada una de las emociones de sus cuidadores principales. Si sientes algo de miedo el bebé puede percibir que esto podría ser algo peligroso para él.

En este caso, es importante que estés tranquila mientras aprendes a usar tu portabebés. Si crees que en este momento debes parar y retomar uno o más días después, puedes hacerlo. Hay una frase que me gustó mucho del libro El arte femenino de amamantar de la Liga de la Leche que dice “si le parece que no es un buen sistema para usted, déjelo y vuelva a probar dentro de una o dos semanas. Como muchas otras cosas, la respuesta a veces consiste en un “quizás ahora no pero pronto

Si tú y su bebé se sienten bien antes de comenzar, probablemente tendrán una experiencia más positiva, y mientras más asociaciones positivas se formen, más pronto su bebé comenzará a confiar, disfrutar e incluso va empezar a pedir su portabebés.

Consejos para ayudarles a usar el portabebés de manera tranquila.

  • La práctica hace al maestro. Puedes practicar con un cojín, un peluche o si tienes la oportunidad de tomar una asesoría de porteo personalizada o apuntarte a mi curso taller on line de porteo para que te sientas cómoda y tranquila porteando. Practica en varias ocasiones antes de colocar al bebé la próxima vez, asegúrate de conocer bien los pasos de uso para que cuando lo hagas con tu bebé sea lo más natural y tranquilo posible. Revisa en mi canal de youtube los recursos que tengo de manera gratuita para que aprendas a portear. Si no te sientes segura mientras colocas tu portabebés, el bebé identificará tu nerviosismo y se sentirá un poco inquieto.
  • Usen el portabebés diariamente para que tú y tú bebé se acostumbren poco a poco.
  • Involucra a tu bebé en todo el proceso de aprendizaje. Escoge un momento en el que tu bebé esté tranquilo, explícale antes de subirlo al portabebés lo que harán, para qué sirve, cómo se usa. Si en algún momento sientes a tu bebé incomodo, detente e investiga bien lo que ocurre. Puede ser útil ayudarle a distraerse con un juguete pequeño, un mordedor, cantando una canción, etc.
  • Ten en cuenta las decisiones y gustos de tu bebé. Aunque no parezca, los bebés también escogen el portabebés con el que más cómodo y a gusto se siente. También es posible que escoja una postura (en tu pecho, cadera, espalda).
  • Ánimo. Aprender a usar un portabebés a veces puede ser complicado porque no tenemos referentes en nuestra familia a cerca de este arte. Por lo tanto esta nueva experiencia puede llevarte esfuerzo y tiempo, tanto a ti como a tu bebé. Esta experiencia debe ser procesada e instalada en tu mente. Intenta usar tu portabebés un poco de tiempo todos los días. Poco a poco te iras sintiendo más relajada al momento de colocar tu portabebés.

Espero que este post te sirva muchísimo, mi deseo es que todas las familias que han elegido el porteo como una herramienta de crianza, lo hagan placenteramente.

¿Necesitas comprar un portabebés? ¿Quieres aprender a portear bien y sin miedo? Escríbeme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTO